CANCIONERO MISA DOMINICAL PARA 4TO. GRADO

¡QUÉ LINDO LLEGAR CANTANDO!

Qué lindo llegar cantando a tu casa Padre Dios,

y hermanados en el canto, comenzar nuestra oración.

Darte gracias y alabanzas, pedirte ayuda y perdón.

¡Qué lindo es llegar cantando, a tu casa Padre Dios!

 

Qué lindo es traer la vida a nuestra celebración,

contarle a nuestros hermanos y que se vuelva oración,

sudor, lágrimas esperanzas, trabajo, rezo y amor.

¡Qué lindo es rezar cantando la vida que se nos dio!

 

Qué lindo encontrar hermanos, que viven la misma fe,

y amando son serviciales, y esperando saben ver

que el Reino de Dios avanza, sencillamente y de a pie.

¡Qué lindo rezar cantando el misterio de la fe!

 

Qué lindo saber que somos una Iglesia en comunión,

que nace con el bautismo y crece con la misión

de unir entre sí a los hombres y a la humanidad con Dios.

¡Qué lindo rezar cantando y sentir la comunión!

 

¡Qué lindo ver a la gente compartir y festejar!

es que la Pascua de Cristo nos obliga a celebrar,

comenzando aquí en la tierra el banquete celestial.

¡Qué lindo rezar cantando nuestra alegría Pascual!

 

AL ALTAR DEL SEÑOR

Al altar del Señor

vamos con amor

a entregar al Señor

lo que Él nos dio.

 

Pan le traemos, trigo de Dios

para la mesa que Él nos preparó.

Vino traemos, viña de Dios

para la fiesta de la comunión.

 

Ropa y comida, juguetes también,

libros, remedios, son para Él.

En los que sufren Cristo está

darles queremos lo que Él nos da.

 

Hoy nuestro juego, nuestro candor,

nuestros estudios traemos al Señor.

Toda la vida vamos a dar

para la ofrenda de Cristo en el altar.

 

COPLAS DE YARAVÍ

Señor que nuestra vida sea

cual una quena simple y recta

para que tu puedas llenarla

llenarla con tu música.

 

Señor que nuestra vida sea

arcilla blanda entre tus manos,

para que tu puedas formarla,

formarla a tu manera .

 

Señor que nuestra vida sea

semilla suelta por el aire

para que tu puedas sembrarla,

sembrarla donde quieras.

 

Señor que nuestra vida sea

leñita humilde y siempre seca,

para que tu puedas quemarla,

quemarla para el pobre.

 

OFRENDA DE AMOR

Por los niños que empiezan la vida,

por los hombres sin techo ni hogar,

por los pueblos que sufren la guerra,

te ofrecemos el vino y el pan.

 

Pan y vino sobre el altar

son ofrenda de amor.

Pan y vino serán después

tu cuerpo y sangre Señor.

 

Por los hombres que viven unidos,

por los hombres que buscan la paz,

por los pueblos que no te conocen,

te ofrecemos el vino y el pan.

 

TAN CERCA DE MI

Tan cerca de mí,

tan cerca de mí

que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

 

No busques a Cristo en lo alto,

ni lo busques en la oscuridad,

muy dentro de ti, en tu corazón,

puedes adorar a tu Señor.

 

Le hablaré sin miedo al oído,

le contaré las cosas que hay en mí,

 que solo a Él le interesarán,

Él es más que amigo para mí.

 

Míralo a tu lado por la calle,

caminando entre la multitud,

muchos ciegos van sin quererlo ver,

llenos de ceguera espiritual.

 

YO TENGO UN GOZO EN EL ALMA

Yo tengo un gozo en el alma,

grande gozo en el alma,

grande gozo en mi alma y en mi ser. Aleluya, gloria a Dios.

Es como un río de agua viva,

río de agua viva hay en mi ser.

Ama a tu hermano y alaba a tu Señor,

da gloria a Dios, gloria a Dios, gloria a Él,

ama a tu hermano y alaba a tu Señor.

 

Con alegría alaba a tu Señor…

 No te avergüences y alaba a tu Señor…

Ama a María y alaba a tu Señor…

con flores a María que Madre nuestra es.

 

De nuevo aquí nos tienes, purísima doncella

más que la luna bella, postrados a tus pies.

 

CANCIÓN DEL TESTIGO

Por Ti, mi Dios, cantando voy

la alegría de ser tu testigo, Señor.

 

Es fuego tu Palabra, que mi boca quemó,

mis labios ya son llamas, y ceniza mi voz;

da miedo proclamarla, pero Tú me dices:

“No temas, ¡contigo estoy!”

 

Tu Palabra es una carga que mi espalda dobló,

es brasa tu mensaje, que mi lengua secó.

Déjate quemar si quieres alumbrar:

“No temas, ¡contigo estoy!”

 

Me mandas que cante con toda mi voz,

no sé como cantar tu mensaje de amor.

Los hombres me preguntan cuál es mi misión,

les digo:¡tu testigo soy!

 

MARÍA REINA DE LA PAZ

Una luz alumbrando a todos

una luz que nos hace ver

en el camino de la vida

el resplandor de una mujer de fe.

 

Con los brazos abiertos,

Ella siempre está,

nos espera paciente,

Reina de la Paz

nos ofrece su mano al andar.

 

Ejemplo de humildad y entrega,

ejemplo de una vida fiel,

que nos acerca más al hombre

que un día la eligió para nacer.

 

Enséñanos reina del mundo,

a ser humildes de verdad,

buscar la paz entre los hombres,

enséñanos a dar y a perdonar.

 

Cuando hay dos manos estrechadas

el mundo vuelve a renacer,

es como dar una respuesta,

que un día dio María en Nazareth.

 

Hay un camino de esperanza,

manos tendidas para dar,

metas que el hombre nunca alcanza

porque de sí no quiere renunciar.

 

El hombre es una esperanza,

de un mundo que no vive en paz

por eso juntos caminemos

que María nos acompañará.

 

TU PALABRA

Tu Palabra me da vida,

confío en Ti Señor.

Tu palabra es eterna,

en Ella esperaré.

 

Dichoso el que con vida intachable,

camina en la Ley del Señor.

Dichoso el que guardando sus preceptos,

lo busca de todo corazón.

 

EL SEÑOR NOS DA SU AMOR

El Señor nos da su amor como nadie nos lo dio.

El conduce nuestros pasos con su fuerza y con su luz;

al partir juntos el pan, El nos llena de su amor:

es el pan de la amistad el pan de Dios.

Es mi Cuerpo, vengan a comer;

es mi Sangre, vengan a beber,

porque soy la Vida, Yo soy el Amor;

Oh Señor, reúnenos en tu amor.

 El Señor nos da su amor como nadie nos lo dio.

El reúne a sus amigos en la mesa del amor,

al comer del mismo pan, El nos une en amistad,

nada puede separarnos de su amor.

 

El Señor nos da su amor como nadie nos lo dio.

Fue un humilde carpintero para los de Nazareth,

con sus manos trabajó como todos los demás,

conoció los sufrimientos y el dolor.

 

El Señor nos da su amor como nadie nos lo dio;

y su amor era tan grande que en la cruz murió.

Pero más pudo el amor que la muerte y el dolor,

de la tumba resucita vencedor.

 

ALMA MISIONERA

Señor, toma mi vida nueva,

antes de que la espera, desgaste años en mí.

Estoy dispuesto a lo que quieras,

no importa lo que sea, Tú llámame a servir.

 

Llévame donde los hombres necesiten tus palabras

necesiten mis ganas de vivir, donde falte la esperanza,

donde todo sea triste simplemente por no saber de Ti.

 

Te doy mi corazón sincero, para gritar sin miedo

Lo hermoso que es tu amor.

Señor, tengo alma misionera,

Condúceme a la tierra que tenga sed de Vos.

 

Y así en marcha iré cantando, por pueblos

predicando Tu grandeza Señor.

Tendré mis manos sin cansancio, tu historia entre mis labios,

tu fuerza en la oración.

 

AL ALTAR NOS ACERCAMOS

Al altar nos acercamos

con el vino y con el pan

son los frutos del trabajo

que queremos presentar.

 

Estos dones que ofrecemos

el Señor convertirá

en su Sangre y en su Cuerpo

signos de fraternidad.

 

Ojalá que en esta ofrenda

expresemos la unidad.

Que si hubo alguna ofensa

la sepamos perdonar.

 

PESCADOR DE HOMBRES

Tú has venido a la orilla,

no has buscado ni a sabios ni a ricos.

Tan sólo quieres que yo te siga.

 

Señor, me has mirado a los ojos,

sonriendo has dicho mi nombre.

En la arena he dejado mi barca,

junto a Ti buscaré otro mar.

 

Tú necesitas mis manos,

mi cansancio que a otros descanse,

amor que quiera seguir amando.

 

Tú sabes bien lo que tengo,

en mi barca no hay oro ni espada,

tan sólo redes y mi trabajo.

 

Tú, pescador de otros mares,

ansia eterna de almas que esperan,

Amigo Bueno que así me llamas.

 

ANGELUS

El ángel vino de los cielos

y a María le anunció

el gran misterio de Dios Hombre

que a los cielos admiró.

 

Virgen Madre, Señora Nuestra,

recordando la Encarnación,

te cantamos tus hijos todos

como estrella de salvación.

 

Yo soy la esclava del Señor mi Dios,

la Virgen dijo al contestar.

Que se haga en mi según has dicho,

se cumpla en mi, tu voluntad.

 

Y el Verbo para redimirnos,

tomó su carne virginal.

Vivió hecho hombre entre nosotros,

librándonos de eterno mal.

 

ACLAMACIÓN

Con fe te adoramos Dios oculto aquí

bajo el pan y el vino te vemos a Ti.

Te entregamos todos nuestro corazón

porque al contemplarte se inflama de amor.

 

 

EN MEMORIA TUYA

Llegada la hora del retorno al Padre

sabiendo que iba camino a su cruz,

reunió a sus amigos en la última cena

y nos dio su cuerpo el Señor Jesús.

 

En memoria tuya Cristo redentor

vamos a tu mesa en señal de amor.

 

Profundo misterio de amor y ternura,

de querer quedarse antes de partir,

de dejar su sangre como alianza nueva,

de darla en bebida antes de morir.

 

“Tómenlo y coman, pues esto es mi cuerpo”

les dijo, rompiendo en su mano un pan;

“tómenla y beban, pues esta es mi sangre,

la que por ustedes he de derramar”.

 

Y hagan lo mismo cuando se reúnan,

sabiendo que un día he de retornar,

para convidarlos a beber unidos

de aquel vino nuevo que el Padre ha de dar.

 

 

HAY UN RÍO

Hay un río de vida, corriendo por mi ser,

que hace a los enfermos caminar y ver;

libera a los oprimidos y les da felicidad,

hay un río de vida corriendo por mi ser.

 

Está el amor del Padre…

 

Está el amor del Hijo…

 

Está el Espíritu Santo…

 

Está el amor de María…

 

De nuevo aquí nos tienes, purísima doncella

más que la luna bella, postrados a tus pies.

 

MARÍA DE NAZARETH

Dulce muchacha humilde de Palestina

a vos pa’ser su Madre Dios te eligió;

y cuando desde el cielo te mandó un ángel

para pedir tu consentimiento,

vos le dijiste: “Su esclava soy”.

 

Por eso voy a darte mi corazón…

Y cantando repetiré tu nombre:

¡María de Nazareth!

 

Fue tu materna espera luz de esperanza,

hasta que el gurisito nació en Belén.

Y vinieron los pobres y peregrinos

para adorarlo y Él sonreía,

Dios con nosotros, el Emmanuel.

 

En aquel tallercito de carpintero,

Dios aprendió el oficio del buen José,

y vos yendo y viniendo de la cocina,

guardabas cosas dentro del alma

que te sirvieran para después.

 

Viendo morir a tu Hijo sobre el calvario,

te hiciste nuestra Madre junto al la cruz.

Y quedaste esperando porque sabías que volvería

Resucitado de entre los muertos,

Tu, Buen Jesús.

 

Ahora que en cuerpo y alma estás en el cielo,

sentimos tu plegaria junto al Señor,

y que vas caminando con el que sufre, con el que llora,

con el que sueña,

con la justicia, con el amor.

 

CRISTO ESTÁ CONMIGO

Cristo está conmigo, junto a mi va el Señor;

me acompaña siempre en mi vida hasta el fin.

 

Ya no temo Señor la tristeza,

ya no temo Señor la soledad,

porque eres Señor mi alegría,

tengo siempre tu amistad.

 

Ya no temo Señor a la noche,

ya no temo Señor la oscuridad,

porque brilla tu luz en las sombras,

ya no hay noche tu eres luz.

 

Ya no temo Señor los fracasos,

ya no temo Señor la ingratitud,

porque el triunfo Señor en la vida,

Tú lo tienes, Tú lo das.

 

Ya no temo Señor los abismos,

ya no temo Señor la inmensidad,

porque eres Señor el camino

y la vida, la verdad.

 

Ya no temo Señor a la muerte,

ya no temo Señor la eternidad,

porque Tú estás allá esperando

que yo llegue hasta Ti.

 

SOY PEREGRINO

Soy peregrino en esta tierra,

marcho contento hacia Dios,

soy ciudadano de su reino

voy anunciando su amor.

 

Hay una estrella en mi camino,

la luz divina de la fe,

ella señala mi destino,

llegar a ti Jerusalén.

 

Soy peregrino y caminante,

soy mensajero de la paz,

traigo a los hombres el mensaje

que con nosotros Dios está.

 

Soy luchador y peregrino,

construir el mundo es mi misión,

y completar así el designio

de nuestro Padre Creador.

 

SI YO NO TENGO AMOR

Si yo no tengo amor, yo nada soy Señor.   BIS

 

El amor es comprensivo, el amor es servicial,

el amor no tiene envidia, el amor no busca el mal.

 

El amor nunca se irrita, el amor no es descortés,

el amor no es egoísta, el amor nunca es doblez.

 

El amor disculpa todo, el amor es caridad,

no se alegra de lo injusto, sólo goza en la verdad.

 

El amor soporta todo, el amor todo lo cree;

el amor todo lo espera, el amor es siempre fiel.

 

Nuestra fe,nuestra esperanza frente a Dios terminarán

El Amor es algo eterno, nunca, nunca pasará.

 

SEÑOR, NO SOY DIGNO

Señor, no soy digno de que entres en mi casa;

pero una palabra tuya bastará para sanarme.

 

Eres el pan de Vida, a todos das la paz,

quien come de tu carne por siempre vivirá.

 

Somos el nuevo pueblo que Cristo congregó;

vivamos siempre unidos, testigos del amor.

 

Vamos por esta vida buscando la verdad,

la paz y la justicia, un mundo que vendrá.

 

VENID Y VAMOS TODOS

Venid y vamos todos con flores a porfía,

con flores a María que Madre nuestra es.

 

De nuevo aquí nos tienes, purísima doncella

más que la luna bella, postrados a tus pies.

 

UNA ESPIGA

Una espiga dorada por el sol,

el racimo que corta el viñador,

se convierten ahora en pan y vino de amor,

en el Cuerpo y la Sangre del Señor.

 

Compartimos la misma comunión,

somos trigo del mismo sembrador,

un molino, la vida nos tritura con dolor,

Dios nos hace Eucaristía en el Amor.

 

Como granos que han hecho el mismo pan,

como notas que tejen un cantar,

como gotas de lluvia que se funden en el mar,

los cristianos un cuerpo formarán.

 

En la mesa de Dios se sentarán,

como hijos su pan comulgarán,

una misma esperanza caminando cantarán,

en la vida como hermanos se amarán.

 

A SAN FRANCISCO

Por valles y montes verás a un hombre pobre,

pidiendo una pieza de pan o lo que sobre,

más todo lo que ha de tener entre sus manos

será para dar de comer a sus hermanos.

 

Hermano Francisco te llama el gorrión,

El lobo ,el cordero, el ciervo y el león.

Hermano Francisco, hermano del sol,

la piedra y el río, la nube y la flor.

 

Las flores al verlo pasar le dan su aroma

y viene sus pies a besar una paloma,

que luego tan alto voló y era tan bella

que en el cielo se convirtió en una estrella.

 

FELIZ DE TI MARÍA

Feliz de Ti, María, Hija Santa de Israel,

toda la antigua alianza revive con tu fe.

 

Queremos hoy honrarte,

como el mismo Dios te honró

y queremos amarte

como Jesús te amó.

 

Feliz de Ti, María, Madre Santa y Virginal,

Dios mismo se ha prendado de tu fidelidad.

 

Feliz de Ti, María, que creíste al Señor,

se cumplirá en tu vida la voluntad de Dios.

 

Feliz de Ti, María, que engendraste al Salvador,

eres aún más dichosa por tu obediencia a Dios.

 

Feliz de Ti, María, Dios te puso por señal,

para anunciar al mundo la redención total.

 

VIRGENCITA DE LUJÁN

Oh María, Madre nuestra,

Virgencita de Luján.

Amparadnos y guiadnos,

a la patria celestial.

 

En un día de milagro, junto al río de Luján,

te quedaste con nosotros, tierna Madre de bondad.

 

Hoy los hijos que te aman vienen juntos a rezar

por la patria y por el mundo, implorándote la paz.

 

La  salud que es don del cielo, te venimos a implorar;

oh salud de los enfermos, líbranos de todo mal.

 

A los hijos extraviados que olvidaron tu bondad,

con la fuerza de tus ruegos vuélvelos a conquistar.

 

Una gracia te pedimos, medianera universal,

de vivir siempre a tu lado y de amarte más y más.

 

Que al cerrarse nuestros ojos, Virgencita de Luján,

contemplemos en el cielo tu belleza virginal.

 

LA VIRGEN MARÍA NOS REÚNE

La Virgen maría nos reúne

en nombre del Señor,

del Señor Jesús, Dios nuestro Señor.

 

Venimos a buscar el pan de la palabra,

Palabra del Señor, que reconforta el alma.

 

Venimos a comer el pan sacramentado,

el Cuerpo del Señor, Jesús Resucitado.

 

Venimos a llevar el pan de la alegría,

mensaje que nos dio el Hijo de María.

 

A LA VIRGEN DE FÁTIMA

El 13 de mayo la Virgen María

bajó de los cielos a Cova de Iría.

 

¡Ave, Ave, Ave, María!

¡Ave, Ave, Ave; María!

 

A tres pastorcitos la Madre de Dios

descubre el misterio de su corazón.

 

El Santo Rosario constantes rezad

y la paz del mundo el Señor dará.

 

Haced penitencia, haced oración,

por los pecados implorad perdón.

 

CÁNTICO AL HERMANO SOL


A tu paso alegras el cielo
y nos traes luz y calor.
Por tu sol de alegre vuelo,
loado, mi Señor.

Te deslizas por las praderas
y en los campos pintas verdor,
por tus luces placenteras
loado, mi Señor

Hermano sol,
tu nos traes alegría,
y del Señor el amor,
por tu bello día
loado, mi Señor.

Tu maduras frutos y mieses,
y a las flores das el color,
por el paso de los meses,
loado, mi Señor.

En los campos haces fecundos
los sudores del labrador,
que dan pan a todo el mundo,
loado mi Señor.

Coro


No distingues malos y buenos,
para todos es tu calor.
Quieres tu que nos amemos
loado mi Señor.

Con tu mano todos los días,
pobre y rico cubren dolor,
aprendemos tu alegría,
loado mi Señor.

Coro

Recorriendo la hermana tierra,
a los hombres ves sin amor,
por los que no quieren guerra
loado mi Señor

Por aquellos que son pacientes,
y perdonan sin rencor,
por la fe de los valientes,
loado mi Señor






Ingreso Usuarios
Usuario
Clave

NOVEDADES STEPINAC

FELIZ 46 ANIVERSARIO DE SACERDOCIO

<SIZE=3> FELIZ 46 ANIVERSARIO DE SACERDOCIO</SIZE>

“Tu eres Sacerdote para siempre a semejanza de Melquisedec.” (Heb. 5, 6) 

[ + ampliar ]

Ntra. Sra. de Luján

Ntra. Sra. de Luján

CANCIONERO MISA DOMINICAL PARA 4TO. GRADO


Instituto Cardenal Stepinac | Av. Pedro Díaz 2000
Tel.: 4665-0087 / 4662-6666 | Fax: 4662-6666 |    www.colegiostepinac.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño de Sitios Web - NetOne